Somos un grupo transfronterizo que desde 2004 nos hemos dedicado a ayudar a  niños vulnerables, construyendo su confianza en la vida a través del aprendizaje de la seguridad en el agua y el respeto por la naturaleza, una organización sin fines de lucro con la visión de un mundo donde ningún niño se ahogara mientras disfrute el agua.

En la ciudad de San Diego otorgamos clases de natación a la comunidad de niños refugiados, integrándolos a la playa mediante salidas con Salvavidas SD y voluntarios de OBSE, también contamos con actividades en Tijuana impartiendo a los niños de casa hogar clases de natación, viajes de surf, campamentos de verano en la playa y talleres de educación ambiental.

Estamos orgullosos de pertenecer a la Alianza de Ciencia del Clima (Climate Science Alliance) y ser Climate kids, además de colaborar con diversas casas hogar como Niños de la promesa, Red Binacional de Corazones y UNIME.

Somos Integrantes activos de Cultura de playa, programa de educación ambiental y seguridad acuática para niños y jóvenes, coordinado por la licenciatura en Gestión Turística de la UABC, todo con el objetivo de crear la conciencia medioambiental en los niños a través de nuestras actividades.

Presentamos el ejemplo de una voluntaria la cual desconocía los problemas ambientales relacionados con el mar, llego como invitada al campamento de seguridad acuática y educación ambiental en playas de Tijuana. Después de estar en contacto con los niños y el medio ambiente se dio cuenta del reto de tener un ambiente natural sin contaminación., fue tanto el interés que tomo por este problema que ahora está por graduarse de la carrera de Ciencias ambientales en UABC y constantemente participa en programas de concientización buscando maneras de brindar soluciones a través de sus conocimientos, actualmente es instructora del campamento donde tiene la oportunidad de trasmitir valores positivos a los niños.

Los problemas ambientales que ocasiona la basura plástica en la vida marina y salud humana no son algo nuevo para la mayoría de las personas, cuando el niño  comienza el campamento a través de los talleres de educación ambiental, se vuelve parte de él, convirtiéndose en embajador del movimiento, educando a su entorno, compartiendo el amor por el océano.

Deseamos agregar valor a la sociedad creando mejores ciudadanos, interesados en su entorno y el cuidado del medio ambiente, disfrutando del contacto con el agua de una manera segura, ser una inspiración mediante el ejemplo de nuestro trabajo, creando plataformas para todos los jóvenes y adultos que buscan un espacio para ayudar a los niños y a nuestro planeta.

Leave a Reply